CerrarEsta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas.

Carbohidratos en el fútbol

El fútbol es uno de los deportes más populares del mundo, sino el que más. Con el paso de los años ha crecido la investigación referente a cómo mejorar las actuaciones de los jugadores y para ello se han monitorizado aspectos clave como velocidad, posiciones sobre el campo en el transcurso de los partidos y/o entrenamientos con dispositivos GPS, etc.

Gracias a estos datos sabemos, por ejemplo, que los deportistas recorren una media de 10-12 km durante los 90 minutos, siendo la mayor parte del tiempo a una intensidad media-baja y principalmente de carácter aeróbico. Sin embargo, se ha observado que cerca de 300 aceleraciones y desaceleraciones se pueden producir en cada parte, con sprint casi cada 90 segundos, lo que implica un trabajo más explosivo, más anaeróbico. Este último se da a intensidades altas, cuya principal fuente de energía será la glucosa, procedente de los hidratos de carbono (aunque puede obtenerse por otras vías metabólicas)

Aunque estas situaciones, con respecto al total de la distancia recorrida, puedan parecer poco representativas (1-11%) generalmente las acciones más relevantes de los partidos suelen implicar acciones de alta intensidad (sprint, dribblings, disparos y demás acciones técnicas explosivas)

Debido a estos puntos, se ha investigado mucho acerca de la importancia de los carbohidratos y del glucógeno (forma de almacenamiento de energía en músculo e hígado) en este deporte. Se ha observado cómo jugadores que comienzan los partidos con mayores niveles de  glucógeno almacenado lograban unos movimientos a intensidad más alta y eran capaces de mantenerla durante la distancia recorrida en ambas partes que aquellos que partían con unas reservas mucho más bajas.

De esta forma, se ha trabajado bastante con la ingesta de carbohidratos con el fin de atenuar la reducción de glucógeno durante los partidos y mantener unos niveles adecuados de glucosa en sangre.

Concentraciones de glucógeno muscular durante un partido completo

Pre-partido

El consumo diario de carbohidratos debe ser proporcional al costo estimado de combustible de la sesión de entrenamiento o partido. Es improbable que los jugadores completen partidos o sesiones de alta intensidad diariamente, especialmente durante la temporada. Así, para baja intensidad, recuperación o entrenamientos técnicos basados en habilidades se recomienda que los jugadores ingieran 3-5 g de carbohidratos/kg MC/día. Mientras que cuando los jugadores completen entrenamiento moderado, aproximadamente 1 h al día, se recomienda el consumo de carbohidratos de 5-7 g/kg MC/día

Día del partido

La planificación de las ingestas variará en función de la hora del día en la que se dispute el encuentro, no obstante, 3 horas antes la ingesta será de 2.5g/kg de peso. Durante el mismo se aprovecharán los momentos de pausa (concretamente el descanso) para seguir con la ingesta (hasta un total de 30-60g de carbohidratos, generalmente en forma de bebida). El mantenimiento de la intensidad de carrera y ejecución de habilidades es el punto clave, especialmente en las etapas finales del juego donde el cansancio hace mella en el rendimiento de los deportistas.

Si quieres conocer más o incrementar tu rendimiento en esta o cualquier disciplina deportiva, desde Wellcentro te ayudaremos a sacar lo mejor de ti.

Discounts

APP DE SEGUIMIENTO

Seguimiento del entrenamiento

NUTRICIONISTA

Servicio profesional de nutrición

FUNCTIONAL TRAINING

Este tipo de entrenamiento busca un óptimo rendimiento muscular.

Contacts

¡TE LLAMAMOS!